Solución FÁCIL al error 0XC0000185

Si al encender tu ordenador se muestra en la pantalla el error 0xc0000185, significa que un dispositivo de E/S ha comunicado un error de E/S. Este es un error de tipo NTSTATUS, definido como STATUS_IO_DEVICE_ERROR y su código es el 389.

Esto puede suceder por una terminación incorrecta o defectuosa de dispositivos basados en SCSI (Small Computer System Interface), o porque dos dispositivos cableados están intentando utilizar la misma solicitud de interrupción (Interrupt ReQuest).

Los IRQ son canales utilizados para gestionar dispositivos periféricos, es decir, líneas de interrupción que utilizan los dispositivos para indicarle al microprocesador que requieren de su atención.

Trucos para detectar errores de dispositivos

Si quieres detectar errores en tus dispositivos o hardware, Windows dispone de un solucionador de problemas. Lo encontrarás en la siguiente página, haciendo clic en el link “Ejecuta un solucionador de problemas”.

¿Cuál es la razón de este error?

La principal razón o unas de las más comunes es que hay conflicto entre controladores. Éste puede haberse generado producto de un cambio de placa o controladora, puede ser por cables IDE defectuosos o inadecuados, o cuando se cambia la conexión de los discos duros del ordenador, haciendo que el sistema operativo tenga problemas para acceder al disco duro e informa de que está bloqueado o de que no encuentra un archivo de partición.

Solución 1. Si el sistema operativo fue actualizado sobre otro sistema operativo.

Si actualizaste el sistema operativo sobre una versión previa a Windows 7, puedes hacer dos cosas: busca en la orden de compra de tu sistema operativo la clave de instalación de Windows 8, y luego decide entre restaurar o reinstalar el sistema operativo según tu conveniencia.

Windows 8 tiene dos opciones de reinstalación:

La primera opción consiste en ejecutar un Refresh o lo que se conoce como “Restaurar tu PC sin afectar a tus archivos”. Esto quiere decir que si tenías ficheros personales, una vez hecha la restauración podrás acceder a ellos sin problema alguno. Tampoco afectará a la configuración de tu cuenta.

Claro está, al finalizar el proceso deberás reinstalar todo el software de terceros, es decir, controladores y programas informáticos que no vienen con el sistema operativo por defecto. Pero no hay por qué preocuparse ya que es un proceso sencillo y rápido de hacer.

La segunda opción consiste en ejecutar la función “Quitar todo y reinstalar Windows”. Ello implica formatear por completo el ordenador pero perderás todos tus ficheros. Debo mencionar que este proceso es más lento que el anterior y necesariamente deberás restablecer el usuario manualmente. Por último, tendrás que ejecutar la reinstalación de controladores y programas informáticos en el PC. Si quieres ampliar esta información haz clic aquí.

Independientemente de la opción que elijas, necesitarás de un DVD o un USB de instalación. Te indicamos los pasos a seguir para intentar solucionar el problema:

  1. Desde el escritorio de tu ordenador, pulsa al mismo tiempo la combinación de teclas Windows+C.
  2. En el menú de la barra de botones de acceso, elije Configuración
  3. Haz clic en la opción “Cambiar configuración de PC”
  4. Busca la opción “Uso general”
  5. Selecciona en el panel de navegación derecho la opción “Restaurar tu PC sin afectar a tus archivos” o “Quitar todo y reinstalar Windows”. Lee atentamente todas las indicaciones del sistema operativo y sigue el asistente.
  6. Inserta el disco de instalación cuando el sistema te lo indique
  7. En caso de que no dispongas del disco de instalación de Windows 8, puedes crear un medio de instalación. Para ello, necesitas descargar el producto y disponer de una clave de verificación. En esta página encontrarás información de cómo hacerlo.
  8. Cuando hayas finalizado la restauración o reinstalación, recuerda que debes descargar e instalar los controladores de tu PC, de lo contrario los dispositivos de tu equipo no funcionarán correctamente.

Solución 2. Si el sistema operativo estaba pre-instalado.

Si el sistema operativo está preinstalado, puedes restablecerlo a su versión original de fábrica. Otra alternativa es usar la función Restaurar tu PC para no afectará los ficheros que tienes en tu ordenador. Esta función está explicada en el apartado anterior.

La función Restaurar tu PC instala nuevamente Windows pero conservando tus ficheros personales y tus opciones de configuración. También conserva todas las aplicaciones instaladas en el equipo que sean productos Microsoft. La restauración del equipo es una manera de deshacer los cambios realizados recientemente en el sistema operativo.

El restablecimiento reinstala Windows, pero elimina los ficheros, la configuración y las aplicaciones, exceptuando las aplicaciones que estaban incluidas en el equipo.

Es posible que cuando inicies la actualización o el restablecimiento de tu PC, Windows requiera de archivos que no encuentra durante el proceso. En este caso te pedirá que insertes un medio de recuperación, es decir, el DVD o flash USB donde se encuentra el sistema operativo. Si esto sucede, lo que requiera dependerá de los paquetes instalados en tu equipo.

Publicar comentario